photographs by Cristina Sánchez Escandell

s u

sigue libre, aunque a veces duela

su

Los comentarios están cerrados.