photographs by Cristina Sánchez Escandell

m a ñ a n a g r i t a

Grité,

pero en ningún momento

se escuchó mi voz.

 

Volví a gritar,

pero todos

se habían dormido.

 

Traté de dormir

y fue cuando

comenzaron a  GRITARME.

 

 

 

Mañana volveré a gritar.

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Los comentarios están cerrados.